sábado, 4 de febrero de 2012

EL MITO DEL SEXO DEBIL

     Uno de los mitos más infundados con respecto a las mujeres, es que no deben entrenar con pesas o practicar deportes de contacto. Nada más alejado de la realidad. El trabajo con pesas o cargas, no provoca en la anatomía femenina ninguna transformación monstruosa, ya que biológicamente es imposible cambiar las estructuras hormonales que rigen el funcionamiento de los sexos. Tampoco los deportes de contacto, como el boxeo y el full-contact, perjudican en nada a las mujeres, al contrario, contribuyen a mejorar su autoconfianza y aumentar la agilidad y destreza del cuerpo. Conozco chicas capaces de tumbar de un derechazo al más macarra del gimnasio.

     Un entrenamiento enfocado y adecuado a las características de cada chica, aporta unos beneficios a corto, mediano y largo plazo muy importantes. Tan importantes como la osteogénesis, es decir, la generación de nuevas células de hueso, lo que previene la aparición de la osteoporosis, fortalece ligamentos y articulaciones, previniendo lesiones. Además, aumenta el soporte de estructuras esenciales como la columna vertebral, lo que ayuda a mantener una postura erguida y fuerte, aún a edades avanzadas.



     Los beneficios más visibles y atractivos, se refieren al aumento de la masa magra, lo que eleva la tasa metabólica y conduce a una mayor pérdida de grasa corporal. El músculo es un tejido activo, que consume gran cantidad de calorías para mantenerse, evitando que la grasa se acumule y el sistema linfático se encuentre limpio, evitando la aparición de celulitis y otros transtornos circulatorios.



     Un cuerpo entrenado y en forma resulta atractivo, además de reflejar la salud y vitalidad de las personas, independientemente de la edad que se tenga. Así que, no hay excusas para no ir al gimnasio, al parque más cercano, incluso en nuestra propia casa y ponernos a entrenar y conseguir esa figura saludable que deseamos. A darse caña!

Saludos.
 
 
Modelo: Sthella
 
Fotógrafo: Luis Kunder



No hay comentarios:

Publicar un comentario