sábado, 2 de junio de 2012

EL PARKOUR

     Conocido también como el arte del desplazamiento, es una disciplina acrobática nacida al calor de la una juventud inquieta, con pocas motivaciones sociales y colegiales, debido a la apatía de una sociedad quebrantada y dispersa. La modernidad que empuja a los chavales a la calle, lugar donde pasan la mayoría del tiempo, ha propiciado la aparición de fenómenos urbanos como el breakdance en los 80`s, el rap en los 90´s, así como el surgimiento de tribus urbanas de tipo, como los emos, punks, skaters y últimamente, el parkour.




     Dimensiones sociales aparte, el parkour como disciplina deportiva, es de las más completas que existen. Combina a la perfección, la gimnasia acrobática con el atletismo, con la musculación y el fitness. La serie de obstáculos que se presentan para su ejecución, son de lo más variopinto y con diferentes grados de dificultad. Pueden ser muros, vallas, rocas, puentes, paredes, cursos de agua y hasta árboles y andamios de obra.




     La preparación física requerida para la práctica del parkour, es muy exigente. No cualquiera vale para subir y bajar muros, saltar vallas y escalar rocas y paredes. Es necesario un gran porcentaje de fuerza y resistencia musculares, así como gran movilidad articular, flexibilidad y elasticidad. También es muy importante, una perfecta concentración mental, para evitar fallos que podrían conducir a graves lesiones musculares y óseas.




     Definitivamente, como entrenamiento físico es de los más completos que he visto. Incluso existe filmografía al respecto, donde el parkour aparece como eje vertebral de la trama. Películas como "Yamakasi" y "La vuelta de los Yamakasi", han contribuído a su popularización.




FOTOS: Exhibición de Parkour en Valladolid.
               Lugar: Museo Patio Herreriano.