miércoles, 19 de febrero de 2014

SESIÓN CON "SPHYNX"

     En ésta ocasión, les presento a una modelo con la que tuve la fortuna de trabajar tan solo en una ocasión, pues le he perdido la pista. Una chica sumamente agradable y simpática, que comenzó con la típica timidez de la primera vez, pero que luego se fue soltando y mostrando la gran sensualidad que guardaba dentro de si misma.
     Decidimos juntos no utilizar su nombre verdadero por discreción, así que la bauticé como "Sphynx" (esfinge), como contraposición a lo extrovertido de su carácter que nada tiene de hierático.


     Iniciamos con unas tomas sencillas, con la ayuda de una silla para que se sintiera cómoda y enseguida comenzó su transformación. Irguió el cuerpo y se "soltó la melena", enseñándome lo sexy que es y la tremenda carga erótica de su anatomía, manipulando el breve tanga que le cubría el pubis de una forma exquisita.


     La hermosa serenidad de su rostro, el apacible gesto de su cara, se contraponía con el evidente erotismo de sus movimientos y poses, los cuales fluían de manera natural, sin prisas, disfrutando de su propia e inédita naturaleza sensual.

     ¿Qué pensamientos pasaban por su mente? Lo ignoro y tampoco hice ningún intento por saberlo, por preguntárselo. No quería sacarla de su estado casi hipnótico, en el que se deleitaba dentro de su propio universo personal y que manaba como una fuente en forma de expresión corporal y que me mantenía sacando fotos de manera casi ininterrumpida.
 

     Una sonrisa, leve, muy sexy, apenas esbozada, se dibujó en su rostro. No se si se acordaba de alguna travesura cometida en el pasado o si no terminaba de creerse lo que estaba haciendo. Pero resultaba evidente de que estaba disfrutando del momento.
     Finalmente, todo el estímulo de lo que estaba sucediendo, explotó en forma de carcajada abierta, franca, honesta, cantarina y fresca. En definitiva se lo estaba pasando bien, y esa es la mejor recompensa para un fotógrafo que trabaja con una modelo novel. Conseguir que se sienta cómoda y exprese y acepte con total libertad, toda su hermosa naturaleza sensual.
 
 
     La sesión siguió con otras tomas y otros escenarios, pero eso será en otra entrada.
 
 
 
MODELO:  "Sphynx"
 
FOTÓGRAFO:  Luis Kunder