miércoles, 13 de septiembre de 2017

"FELLATIUS MAXIMUS III"

     Última entrega de ésta maratoniana sesión, en la que ambos, "ENIGMA" y un servidor, sacamos literalmente, lo mejor de nosotros mismos. Pasar del sofá al piso, representó una jugada maestra, en la que poder controlar mejor las embestidas de mi joven "partenaire", quien no cejaba en su intento de hacerme terminar entre risas y jugueteos varios.



     Durante los primeros momentos, tuve sujetarla de las manos y colocarlas en mis caderas, para que no pudiese sujetar mi falo y sacudirlo con la violencia que deseaba, al tiempo que su boca succionaba y lamía sin apenas respirar.



     Pero no pude hacerlo durante mucho rato, ya que las sensaciones y temblores que me recorrían desde los pies a la cabeza, provocados por la intensa felación que me estaba realizando, terminaron por minar mi resistencia y la dejé hacer a su gusto y ritmo, concentrándome en no correrme demasiado rápido.



     Aunque por momentos, cuando más profundamente se metía mi verga dentro de su boca y hasta su garganta, volvía a sujetarla para mantener cierto control de mis sensaciones.



     Incluso, debía sujetarla por los hombros y retroceder, sacando mi congestionado miembro de su boca, ya que éste amenazaba con explotar de un momento a otro y pringarle el rostro y el pelo con el semen que se agolpaba como un río en mis pelotas. 



     Ahora, alternaba lamidas al enrojecido glande con mamadas profundas, lanzándose desbocada hacia adelante, cuando presionado por la urgencia de correrme retrocedía, intentando aguantar el intenso ataque felatorio a que me estaba sometiendo aquella veinteañera.




     Finalmente, después de 15 o 20 minutos de fiera y huracanada felación, "ENIGMA" consiguió que mis piernas se doblasen y el torrente acumulado en ése tiempo, estalló dentro de su boca y escurrió por la comisura de sus labios, hasta caer en el suelo donde formó un pequeño charco con forma de corazón. 

     Solo resta decir, que como buena y aventajada alumna, respetuosa de mis muchos años, me dejó descansar un buen rato, para después seguir satisfaciendo sus apetitos desatados. Pero eso, ya será en otras entregas.



MODELOS: "ENIGMA" y Luis.

FOTOGRAFÍA: Luis Kunder

domingo, 20 de agosto de 2017

"FELLATIUS MAXIMUS II"

     Segunda entrega de la sesión que realizamos mi querida "ENIGMA" y un servidor. En ésta segunda parte, seguimos en el sofá, después de un rato de reposo y coger renovadas "energías" -los colegas de 5 o más décadas sabrán de lo que hablo, jeje-. Por su parte, ella estaba ya lista para seguir, ¡bendita juventud! y no dejaba de picarme para que me empalmase ya.



Por fortuna, la libido me volvió una vez que ella me sujetó el miembro y lo dirigió a su boca y en un momento estaba ya listo. Confieso, que antes de realizar la sesión estuvimos a punto de acudir a uno de los chicos a los que habitualmente hago fotos, para que se encargase de hacer el papel. Pero "ENIGMA" me estuvo picando, diciendo que "si no tenía cojones de hacerlo yo". Y ahí que vamos.



     Que una veinteañera me eche un pulso y ponga en duda mi virilidad -acojonado me tenía, jaja- me impulsa como un resorte para  tirar adelante y echar, literalmente, toda la carne en el asador. Desde luego, ella no paraba de reírse con mi verga en la boca -menos mal que ya no había cerveza fría de por medio-, tirarme de la barba y juguetear conmigo como si de una gatita se tratase.



Menos mal, que hacía algunas paradas para coger aliento, porque algunas de sus embestidas succionadoras eran tremendas y por más que yo intentaba mantener la ecuanimidad, a punto estuve de volver a correrme. Más aún, porque en un momento comencé a meterle mano, cosa de la que no habíamos hablado previamente, pero que evidentemente no le importaba, ya que ella estaba también sumamente excitada.


Decidimos cambiar de posición, para estar más cerca del objetivo de la cámara, cosa que nos vino de cine para la tercera parte de la sesión....

CONTINUARÁ...


MODELO: "ENIGMA" y Luis.

FOTOGRAFÍA: Luis Kunder.

miércoles, 9 de agosto de 2017

"FELLATIUS MAXIMUS I"

     En ésta entrada, os ofrezco el set completo (en tres partes) de una sesión de "fellatio", realizada por una de mis modelos más queridas, "ENIGMA", a la que hace unos meses he perdido la pista por cuestiones profesionales de ella (espero que se lo esté pasando de lujo, donde quiera que se encuentre). En ésta primera parte, la idea era realizar la felación utilizando un contraste de temperatura. 











Primero, pensamos en usar un cubito de hielo, pero apenas había espacio en su boca para mi verga y el cubito de hielo, así que pasamos de ello. Al final, decidimos usar cerveza. Si, cerveza. Ella daba un trago de una lata de birra y a continuación, se ponía a felarme la verga. El resultado: que nos pasamos la mitad de ésta sesión partiéndonos de risa. Yo por la sensación que me provocaba el frío de la cerveza y su lengua y labios trajinando con vehemencia mi endurecido miembro. Y ella, que no podía contener la risa al escuchar mis gemidos y ver los gestos de mi cara. Así que me armé de toallitas de papel para limpiarle la cara, ya que la cerveza mezclada con saliva, le escurría por la boca cuando se reía.







Finalmente, después de unos 20 minutos de felación, risas, cerveza derramada por el sofá, el suelo y nuestros cuerpos, terminé por correrme en su boca ante las acometidas bestiales de su boca y manos, derramando una buena corrida que se mezcló con su saliva y la birra, misma que se tragó por completo sin sacarse mi verga de la boca, mientras me sujetaba fuertemente de las caderas.



Después de aquella bestial corrida, paramos para descansar un poco. Ella porque tenía las mandíbulas adoloridas de chupar y yo, para recuperar la sensación de que aún tenía el pene pegado a mi cuerpo. Después de un rato, de tomar un "tentenpié" y reírnos un poco más, seguimos con la segunda parte de la sesión...


CONTINUARÁ...


MODELO: "ENIGMA" y Luis.

FOTÓGRAFÍA: Luis Kunder.